Seguridad e infraestructuras, dos retos logísticos de la JMJ de Cracovia

 

Por Filipe Domingues,  para O São Paulo, Roma ||


En 75 días dará comienzo la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ) de Cracovia, Polonia. El encuentro internacional de jóvenes con el Papa reunirá entre dos y tres millones de participantes y, según los organizadores, los preparativos van viento en popa y se cumplen los plazos previstos. Sin embargo la JMJ no está exenta de grandes desafíos. El mayor de ellos, al parecer, no es atraer a los peregrinos, sino asegurar el apoyo y la participación de las autoridades y de la población local de Cracovia en las cuestiones de seguridad e infraestructuras.

En Cracovia, el encuentro ya se respira en el ambiente. Esta ciudad de estilo medieval, bastante turística, cuenta con una estructura para acojer un gran número de visitantes. En cuanto al transporte urbano, 600 autobuses y 300 tranvías transportarán a 57 mil pasajeros por hora, aunque se prevé que la mayor parte de los participantes de la JMJ,  con un espíritu de peregrinación, se moverán a pie o en transporte privado.

El gran volumen de peregrinos que llegarán a la ciudad hace que algunos polacos sientan cierto recelo ante el evento, según el vicesecretario de prensa de la archidiócesis de Cracovia, el sacerdote Piotr Studnicki. “Hay 750 mil habitantes en Cracovia y la ciudad debe acoger entre dos y tres millones de participantes”, explicó en un congreso internacional de comunicadores de la Iglesia que tuvo lugar en la Pontificia Universidad de la Santa Cruz, en Roma.


Fuente: Jornada Mundrial de la Juventud Krakow 2016


 Seguridad en un panorama internacional incierto

Piotr Studnicki sostiene que el plan de acogida que se ha preparado con el apoyo de las autoridades locales asegura una cordial bienvenida a los peregrinos. El mayor reto logístico actual es hacer frente a la situación de inseguridad que se vive en Europa tras los ataques terroristas de París y Bruselas: “Los habitantes de Cracovia, como es lógico, también están preocupados por la situación internacional”, dijo el sacerdote.

Además de invertir en seguridad, los organizadores de la JMJ envían mensajes tranquilizadores a la población a través de los medios de comunicación y promoviendo otros contenidos sobre cómo favorecer que el evento se desarrolle sin incidentes. “Hemos firmado  acuerdos con la televisión local de Cracovia y con la televisión pública polaca, y tenemos una fuerte presencia en las redes sociales. Después de todo, la JMJ es un lugar de encuentro para los jóvenes”, agregó Studnicki.

“Nos enfrentamos a este desafío cooperando plenamente con la autoridad civil”, dijo Studnicki. “Nuestra respuesta, como Iglesia, es la misma que hizo san Juan Pablo II después de los atentados del 11S, cuando le preguntaron qué pasaría com la JMJ. Él dijo: ‘Ahora necesitamos más de la JMJ, porque es una manera de construir una nueva civilización. La civilización del amor’”.


Fuente: Jornada Mundrial de la Juventud Krakow 2016


En una rueda de prensa al final de marzo, los organizadores aseguraron que se está haciendo todo lo posible para garantizar la máxima protección a los participantes y a la población local. De acuerdo con información de la página web oficial de la JMJ, se movilizarán 7.500 policías y 2.400 bomberos durante el evento.

El jefe de la policía en la región de Cracovia, Tomasz Milkowski dijo que la policía polaca está preparada para actuar con rapidez y que trabaja en colaboración con el servicio de inteligencia y de seguridad del Vaticano. “Somos responsables de todas las medidas de seguridad. Estamos trabajando en cooperación con otras organizaciones y servicios. Los principales riesgos son los mismos cada día, pero se acentúan por el número de personas “, señaló Milkowski.

 

Campus Misericordiae

Al lugar donde se celebrarán los actos centrales de la JMJ se le ha llamado “Campus Misericordiae“. Según el coordinador general de la JMJ, el obispo Damian Muskus, la visita del Papa puede leerse desde la perspectiva de la misericordia divina y de las obras de misericordia. También lo afirma el padre Studnicki: “En Cracovia contamos con todo lo necesario para comunicar el mensaje que se quiere transmitir. Tenemos un lugar inspirado en el mensaje de la misericordia. Vivimos el Jubileo de la Misericordia. El Papa Francisco es un gran apóstol de la divina misericordia. Y el mensaje que queremos transmitir es a la vez muy simple y muy fuerte: Dios es la misericordia y quiere que nos convirtamos, que seamos misericordiosos”.

El terreno que acogerá la vigilia con los jóvenes y la Misa de clausura está situado en Brzegi, una zona que dista unos 15 km del centro de Cracovia, unas tres o cuatro horas de camino a pie. La elección del lugar ha estado expuesto a críticas, pues había sido calificado como “de alto riesgo para la vida y la salud de las personas” en un informe de la Agencia Nacional de Seguridad,  según algunos medios de comunicación. Sin embargo, los organizadores de la JMJ, aseguran que el informe en cuestión es viejo y que no tiene en cuenta todas las obras y modificaciones que se han realizado para mejorar las condiciones del lugar.



“El informe se basa en datos obsoletos. Ya hemos dado respuesta a esta preocupación. Hemos publicado nuestro propio informe, explicando lo que hemos hecho, lo que estamos haciendo y lo que todavía haremos para preparar ese lugar”, afirmó Studnicki. “El comandante de la Gendarmería vaticana visitó todos los lugares en los que estará el Papa, y sobre el Campus Misericordiae dijo que se trata de ‘un gran lugar para el encuentro com Francisco’. Esta afirmación es importante”, explicó.

Hace menos de un mes, el primer ministro de Polonia, Beata Szydlo, fue interrogado sobre los motivos para la elección de ese lugar. En su opinión, el gobierno hará todo lo posible para que se trate de un lugar seguro. “Es responsabilidad de la Iglesia elegir dónde tendrá lugar la Misa final con el Papa y, por lo que yo sé, esa decisión ya está aclarada. Ese terreno [Brzegi] es difícil, pero tenemos que hacer todo lo posible para dar seguridad al evento”, dijo.



El Papa Francisco en Polonia

Además de la JMJ, Francisco aprovechará el viaje para realizar una visita apostólica. Se reunirá con autoridades civiles y religiosas de Polonia y visitará los principales santuarios nacionales, como el de Częstochowa, donde se encuentra el icono de la “Virgen negra”, Reina de Polonia; o el Santuario de la Divina Misericordia. También rezará por las víctimas en uno de los campos de concentración de Auschwitz, situado en Oswiecim.